Acerca de Mi

Mi nombre es Damián Rahmer, director de la filial Berisso en la Asociación Kai Men Kung Fu. Inicié la práctica en las artes marciales en el año 1988 a la edad de 11 años. Desde ese momento practiqué artes marciales de origen coreano como Hap Ki Do.  Más  adelante tras mi llegada a la ciudad de La Plata he practicado Tae Kwon Do y luego Aikido por unos pocos años.

En el año 2000 descubrí el Kung Fu iniciando la práctica en el estilo Shaolin Norteño tradicional y Wing Chun. Y más adelante en el Wushu moderno por aproximadamente 5 años.

En el año 2010 comienzo a practicar Kung Fu Shaolin Norteño Tradicional en el Núcleo Kai Men La Plata bajo la enseñanza  del Profesor Cristhian Vargas Alcántara, quien es director del núcleo Kai Men en La Plata y discípulo de Sifu Horacio Di Renzo, quien a su vez es director de la Asociación Kai Men Kung Fu y discípulo del Gran Maestro Chan Kowk Wai, fundador de la Academia Chino Brasilera de Kung Fu, con sede en San Pablo, Brasil.

En la actualidad continúo la práctica con el Profesor Cristhian Vargas Alcántara  en los estilos  Shaolin Norteño, Tai Chi Chuan, Choy Li Fat, Hung Gar, Mantis, Cha Quan, Ba Ji Quan y Pa Kua  entre los más conocidos.

En el  2015 obtuve mi certificación como instructor de la academia, comenzando a dar clases ese mismo año y al año siguiente di origen a la Filial Berisso de Kai Men Kung Fu. Desde el año 2016 y hasta el día de hoy continuamos con las clases en la filial.

Centro de la foto: Sifu Horacio Di Renzo

Derecha de la foto: Profesor Cristhian Vargas  Alcántara

Izquierda de la foto: Instructor Damián Rahmer

Mantis

Mantis siete estrellas: Qi Xing Tang Lang Quan

El boxeo de la Mantis Religiosa, es un estilo de combate creado en el año 1.640 por Wong Long, quien viajo por toda China buscando técnicas eficientes de combate, incluso llego a quedarse por  un tiempo en el monasterio de Shaolin de Henan para entrenar y compartir sus técnicas.

La leyenda comienza cuando Wong Long pierde un combate con el General Han Tong. Desconcertado Wong Long se retira a meditar para buscar una solución a sus métodos de combate. En un momento de su retiro Wong Long se distrajo observándo la lucha entre una mantis religiosa y una cigarra, siendo la vencedora la mantis con un aspecto más pequeño y frágil.

Wong Long capturó a la mantis y comenzó a observar los movimientos, a estudiarlos y repetirlos, adaptándolos para el combate, de esta manera fue desarrollando un estilo eficiente de arte marcial.

A partir de ese momento y con el paso de los años el legado de Wong Long se ha mejorado y desarrollado por varios maestros de renombre, dando origen a distintos estilos de combate de mantis entre ellos el estilo de Mantis Siete Estrellas, practicado en nuestra escuela. El exponente más conocido en mantis religiosa fue el Gran Maestro Wong Hon Fan, quien enseñó durante muchos años en la Asociación de Artes Marciales de Hong Kong. El estilo de Mantis Siete Estrellas cuenta con formas de manos libres, formas de armas. Sus técnicas se componen de movimientos rápidos, cortos y precisos, donde el atacante penetra en el interior de la guardia del oponente.

Siendo un estilo norteño de Kung Fu, efectúa movimientos feroces que recreando el carácter agresivo de este insecto, las acciones no se detienen hasta que el rival se encuentra fuera de combate, utilizando técnicas de puños, codos y patadas cortas, que pueden culminar con la proyección del oponente al suelo. Sus maniobras defensivas utilizan mucho la evasión.

El origen del Tai Chi

El Tai Chi es una de las ramas mayores de las artes marciales chinas. Tai chi es un término filosófico, cuya primer referencia escrita data de hace más de 3.000 años en el Libro de los Cambios, durante la dinastía Zhou (1100-1221 Ac). En este libro dice que «en todos los cambios existe Tai Chi, que provoca los dos opuestos en todo». Tai Chi significa lo esencial de lo esencial, a menudo utilizado para describir lo vasto del universo.

Los principios fundamentales del Tai Chi están basados en la antigua filosofía china del Taoísmo, que estudia el equilibrio natural de todas las cosas y la necesidad de vivir en armonía física y espiritual con los patrones de la naturaleza. De acuerdo a lo que plantea esta filosofía, todo está compuesto por dos opuestos que son complementarios, elementos del yin y el yang, trabajando en una relación que es un equilibrio eterno. El Tai Chi consiste en ejercicios equilibrados entre el yin y el yang, y es por ello que es tan efectivo.

Yin y Yang son los polos opuestos y pueden hallarse en todas las cosas en la vida. En la naturaleza, todo tiende a estar en un estado natural de armonía. De la misma manera, el yin y el yang están en completo equilibrio. Los conceptos de suavidad, flexibilidad y femeneidad están asociados con el yin, mientras los conceptos como dureza, rigidez y masculinidad están asociados con el yang. Ambas características se complementan la una con la otra y juntas forman un todo perfecto. Las cosas que están en perfecto equilibrio y en armonía están en paz; estar en paz conduce a la longevidad. Una persona que está en armonía va a mostrar este equilibrio y completitud con su tranquilidad y paz en su mente y en sus pensamientos.

Los Estilos de Tai Chi

El Estilo Yang

El estilo Yang es el más popular y el practicado en nuestra escuela. Hay varias historias con respecto a su creación, las más antiguas se refieren al monje taoísta Zhang San Feng, hacia el año 1.100. Otra historia menciona al General  Chen Wuang cerca del año 1.750 como creador de este estilo. El general Chen servía en la guardia imperial de la dinastía Ming, durante la invasión manchú. Cuando, los manchúes vencen definitivamente y se instaura la dinastía Ching (año 1644), Chen Wang Tin vuelve a su aldea de Chenjiagou y con sus conocimientos de artes marciales desarrolla un nuevo tipo de boxeo basado en la suavidad y el uso la energía del adversario. Este nuevo estilo fue transmitido solo dentro de la familia Chen hasta mediados del siglo XIX, cuando Chen Changxing se lo enseñó por primera vez a un alumno fuera del núcleo de la familia: Yang Luchan.

Yang Lu-chan (1799-1872) los creó a comienzos del siglo 19. En su juventud, Yang amaba las artes marciales y estudió con muchos maestros famosos. Un dia, entrenó y fue ampliamente derrotado por un descendiente de la aldea Chen, quienes practicaban el estilo Chen de Tai Chi. Yang Lu-chan quedó fascinado por los inusuales movimientos de su oponente: movimientos suaves, espiralados pero poderosos y muy diferentes a los estilos predominantes de artes marciales de la época. Yang estaba tan ávido por aprender el arte que fingió ser un mendigo hambriento y perdió el conocimiento frente a la puerta de la aldea Chen. Fue rescatado y aceptado como sirviente en la casa Chen. Yang se despertaba durante la noche y espiaba por una grieta en la pared mientras otros practicaban. Rápidamente se convirtió en un practicante talentoso. Más tarde, cuando Yang fue descubierto, pudo haber sido ejecutado por su comportamiento. Pero los ancianos de la aldea quedaron tan impresionados con la habilidad de Yang que fue formalmente recibido como estudiante.

Yang finalmente dejó la aldea y viajó por China enseñando el arte. Ganó una gran reputación y fue nombrado «Yang el invencible». Eventualmente desarrolló su propio estilo, que le enseñó a un gran número de personas, incluidas a miembros de la Corte Imperial. El estilo Yang se caracteriza por sus movimientos gentiles, suaves y lentos, que promocionan la salud y son más sencillos de aprender.

Su hijo Yang Chien-Hou (1839 – 1917), al igual que su hermano, recibió un severo entrenamiento en el estilo que desarrollo su padre. Tuvo muchos alumnos porque tenía un carácter más amable y pedagógico. Su Taijiquan se conoce como de Estructura Media. Otras fuentes enuncian que desarrolló y enseñó las tres teorías corporales del Taijiquan: La Pequeña, La Media y la Gran Estructura. Esta última sería la adoptada por su hijo Yang Chen Fu quien logró ser el mayor difusor del Yang Taijiquan. Yang Chien-Hou fue el único que logró batir al gran espadachín Li Kim Lam, motivo por el cual éste le pidió ser su alumno. También se le atribuye la habilidad de sostener en una mano un gorrión y evitar que levante vuelo con sólo relajar la mano evitando el impulso inicial del ave. Al final de su vida, dormía vestido para poder levantarse rápidamente y practicar.

Uno de discípulos más habilidosos, Li Kim Lam (1855-1931): era General de Ejército, en tiempos de la República. Junto con el General Chang Chih Chiang, decidió que los estilos más importantes de las Artes Marciales Chinas eran Shaolin y Wudang, por lo que fueron los únicos estilos enseñados en las escuelas del gobierno por Los Cinco Tigres del Norte. Era famoso por su esgrima. Estudió artes marciales con Sun Lu Tang, pero aprendió Taijiquan del padre Yang Chien Hou. Es especulado que su forma de la espada recta fue la incorporada por la familia Yang. Lamentablemente, su estilo de espada Wudang es muy raro debido a su complejidad.

El Estilo Chen

Por el año 1670, Chen Wangting desarrolló varias rutinas de Tai Chi, incluso la forma de «vieja estructura» (Lao Jia) que se practica hasta el día de hoy. Chen Wangting fue ampliamente influenciado por las escuelas de boxeo, especialmente por la del famoso general del ejército Imperial, Qi Jiguang. Qi Jiguang escribió un importante libro de entrenamiento militar llamado «Boxeo en 32 Formas». Quizá de forma más significativa, Chen Wangting asimiló las antiguas técnicas filosóficas de Daoyin y Tuna en sus rutinas de artes marciales. Estas técnicas, junto al uso de la claridad de consciencia, derivaron en la práctica del Taoismo. Daoyin es la concentración en el trabajo de la fuerza interna, mientras que Tuna es un conjunto de ejercicios de respiración profunda. Los ejercicios de Qigong, tan popularmente conocidos en estos ultimos tiempos, son derivados de Tuna. Chen Wangting también adaptó los conocimientos troncales de la Medicina Tradicional China. Combinando ejercicios de artes marciales, la práctica del Daoyin y Tuna y la Medicina Tradicional China, el Tai Chi se convirtió en un sistema completo de ejercicios en los que la concentración mental, la respiración y los movimientos están conectados de manera estrecha.

El estilo Chen se caracteriza por su énfasis en la fuerza espiralada. Sus movimientos son similares a los de otras artes marciales. Movimientos lentos y suaves intercalados con movimientos fuertes y rápidos. Otras de sus características es ejecutarlo con explosividad y posturas bajas.

El Estilo Wu (también conocido como Hao)

Algunas palabras chinas tienen diferentes significados pero similar sonido; por eso tienen la misma pronunciación de los Pinyin. Fue creado por Wu Yuxiang (1812-1880), y transmitido a Hao Weizheng (1849-1920), quien hizo una contribución significativa en el estilo.

Hao no es un estilo muy conocido. Sus creadores estudiaron los estilos Yang y Chen. Hao se caracteriza por sus movimientos lentos y sueltos, que están estrechamente unidos a la apariencia externa. Hace énfasis sobre todo en la fuerza interna y en la postura correcta. Los movimientos externos y la transferencia de lo substancial y lo insubstancial están controlados por la energía interna. Tiene riqueza en técnicas de mano, suavidad y se enfoca en redireccionar la fuerza que recibe.

El Estilo Sun

El estilo Sun es el más joven de los grandes estilos de Tai Chi. Fue creado por Sun Lu-tang (1861-1932). Sun era un conocido exponente de Xingyiquan y Baguaquan (dos famosos estilos de artes marciales internas) antes de aprender Tai Chi y crear luego su propio estilo, que se caracteriza por sus pasos ágiles. Siempre que un pie se mueve hacia adelante o hacia atrás, el otro lo sigue. Sus movimientos fluyen como un rio, y posee un fuerte ejercicio de Qigong cuando cambia de dirección. El estilo Sun tiene posturas altas. El Qigong presente en el estilo Sun utiliza una gran cantidad de energía interna, y debajo de su superficie aparentemente calma desarrolla un gran poder. Este poder es esencialmente bueno para la salud y la relajación. Sus posturas altas permite que la gente mayor lo aprenda fácilmente. También es compacto y requiere poco espacio para su práctica.

Programa 2021 – Defensa Personal

Módulo 1: Conceptos Básicos

Conceptos de combate. Como reaccionar ante situaciones de riesgo. Evaluación
de situaciones. Comportamiento cotidiano en lugares abiertos y espacios
públicos. Conceptos de enraizamiento, equilibrio y movimientos. Concepto y
utilización de palancas y llaves. Conceptos básicos de golpes de puños, codos,
rodillas, y patadas. Entrenamiento físico correspondiente.
Duración estimada: 1 mes

Módulo 2: Nivel Intermedio

Repaso de técnicas vistas en la primer módulo. Técnicas de combate de puño.
Posiciones de guardia. Movimiento en guardia. Técnicas básicas y aplicables de
golpes de puño y de patadas. Aplicación de técnicas reconociendo puntos
vitales.
Duración estimada: 1 mes y medio

Módulo 2: Técnicas Avanzadas

Practica de situaciones y movimientos de combate. Aplicación de lo practicado
en los módulos anteriores ante distintas situaciones.
Duración estimada: 1 mes y medio


Todas las clases van acompañadas de la correspondiente entrada en calor, y luego se cierra con elongación y relajación.
Cada clase tiene una duración de 1 hora y media.


Observaciones

Es un entrenamiento que puede tomarse como una ejercitación normal, aunque se recomienda
una constancia de una a dos veces por semana.
La práctica de la defensa personal no es algo que puede aprenderse en un seminario de un fin de
semana. Requiere un entrenamiento apropiado para familiarizarse con las distintas técnicas y
movimientos, así como la preparación física para poder efectuar tales movimientos.
Para participar solo es necesario estar interesada y fuerza de voluntad; no es necesario tener
conocimiento o practica previa en deportes de contacto, o cualquier actividad deportiva.

Profesor Damián Rahmer
Instructor de Kung Fu y defensa personal
Asociación Kai Men Kung Fu
Director de Kung Fu Berisso
kungfuberisso@gmail.com

Escuela de Shaolin Norteño

Es indudablemente el estilo mas conocido, antiguo y completo, cuna de las artes marciales.
Estilo puro y tradicional que se enseña en nuestra escuela. Con mas de 1.500 años de
antigüedad transmitido a través de generaciones con el método marcial desarrollado en el
Templo de Shaolin.

El boxeo de Shaolin “Bei Shaolin Quan”, es un sistema que transmite las enseñanzas del Kung
Fu del templo de Shaolin de Henan, provincia al norte de China, rodeada por las montañas
Song Shan. Surgido como consecuencia de la necesidad de los monjes de fortalecer su cuerpo y
luego de la necesidad de defenderse ante bandidos e invasores, su desarrollo y perfeccion se
debe al trabajo de muchas generaciones de monjes, maestros y militares asilados en el templo,
y que durante años trabajaron en elaborar y refinar las técnicas que conformarían el
mencionado estilo.

Podemos decir que el Arte Marcial Chino contiene Forma, Aplicaciones y el Kung
(entrenamiento). Toda técnica tiene que ser realizada de manera correcta, y para ser
dominada, debe ser entrenada con los métodos apropiados.
El estilo Shaolin Norteño se encuentra sistematizado en un conjunto de formas de mano vacia:

  • Da (Golpear)
  • Tui (Patada o uso de la pierna)
  • Na (agarre y palanca)
  • Shuai ( Lucha y lances)

Tambien existe un extenso arsenal de armas tradicionales: baston corto, palo largo, sable (Da Dao), espada (Chien), lanza (Jiang), puñal o daga, lanza de dos puntas, Kwan Tao, por
nombras algunas de las mas conocidas entre tantas.


Ademas cuenta con un repertorio de formas combinadas que se realizan con otra persona,
permitiendo desarrollar las técnicas y su ejecución con un contrincante. Entre las formas
combinadas tenemos: de mano, armas, palancas y lances.

Estamos volviendo y seguimos adaptándonos

La actual pandemia de COVID-19 nos ha cambiado nuestra forma de vida en todos los aspectos, el entrenamiento físico es uno de ellos.

Han pasado meses y es importante saber que nunca es tarde para comenzar, sin importar el mes  en que se tome la decisión de realizar una práctica física. El primer paso es el más difícil y el más importante porque es en donde comenzás a mejorar tu calidad de vida y a invertir en salud física. Está estudiado y comprobado que el entrenamiento en forma habitual es saludable en muchos aspectos. Podemos nombrar algunos beneficios biológicos:

  • mejora la resistencia y forma física
  • regula la presión arterial
  • incrementa o mantiene la densidad ósea
  • ayuda a mantener el peso corporal
  • aumenta el tono y fuerza muscular
  • mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones
  • reduce la sensación de fatiga

Y algunos beneficios psicológicos:

  • aumenta la autoestima
  • reduce la tensión y el estrés
  • menor grado de agresividad, ira o angustia
  • incrementa el bienestar general

La sede Kai Men Berisso ofrece a sus alumnos la práctica de artes marciales, con los estilos más representativos como el  Kung Fu Shaolin Norteño y el Tai Chi Chuan. Este Arte Marcial Chino, hablando de los dos estilos mencionados, son de gran complejidad técnica, que le dan un gran variedad de movimientos que permiten adaptarse al practicante, es el arte marcial el que se adapta a quien lo practica, siendo el practicante capaz de decidir que técnicas le conviene,  cuales les gusta más o se adaptan mejor uno mismo. Sin importar la edad, tamaño o género, siempre habrá una técnica que nos favorezca, por lo que sus aplicaciones nos resultan excelentes herramientas como defensa personal.

El kung fu de Shaolin es uno de los métodos de artes marciales más completos desarrollado a lo largo de más de 1500 años de historia por los famosos monjes del Templo Shaolin. Estos métodos engloban trabajos tanto físicos, como mentales y espirituales, buscando la cultivación tanto del cuerpo como la mente y el espíritu. El kung fu de Shaolin no tiene límite de edad y está al alcance de cualquier persona interesada en practicarlo dependiendo de los objetivos que persiga como lograr una buena flexibilidad, buscar relajación, o iniciarse en este largo camino de las artes marciales de Shaolin.

El Tai Chi Chuan es un arte marcial que beneficia la salud, fortalece los huesos, relaja los músculos, regula la respiración, ordena los sistemas circulatorio y nervioso. La práctica consiste en movimientos suaves y armoniosos  que vitalizan el cuerpo, que inspiran serenidad y se siente reparadora en el espíritu. Se puede practicar desarrollando su aspecto terapéutico tan beneficioso, hasta su técnica marcial aplicable.

Ambos estilos, al poseer innumerables ejercicios y técnicas, y al ser adaptables al entrenamiento personal, se puede practicar con otra persona, en solitario, tanto en espacios amplios y abiertos como también en un patio pequeño o alguna habitación de la casa.

De esta manera la Asociación Kai Men Kung Fu los invita a sumarse a sus clases en las sedes de Berisso y La Plata.