El origen del Tai Chi

El Tai Chi es una de las ramas mayores de las artes marciales chinas. Tai chi es un término filosófico, cuya primer referencia escrita data de hace más de 3.000 años en el Libro de los Cambios, durante la dinastía Zhou (1100-1221 Ac). En este libro dice que «en todos los cambios existe Tai Chi, que provoca los dos opuestos en todo». Tai Chi significa lo esencial de lo esencial, a menudo utilizado para describir lo vasto del universo.

Los principios fundamentales del Tai Chi están basados en la antigua filosofía china del Taoísmo, que estudia el equilibrio natural de todas las cosas y la necesidad de vivir en armonía física y espiritual con los patrones de la naturaleza. De acuerdo a lo que plantea esta filosofía, todo está compuesto por dos opuestos que son complementarios, elementos del yin y el yang, trabajando en una relación que es un equilibrio eterno. El Tai Chi consiste en ejercicios equilibrados entre el yin y el yang, y es por ello que es tan efectivo.

Yin y Yang son los polos opuestos y pueden hallarse en todas las cosas en la vida. En la naturaleza, todo tiende a estar en un estado natural de armonía. De la misma manera, el yin y el yang están en completo equilibrio. Los conceptos de suavidad, flexibilidad y femeneidad están asociados con el yin, mientras los conceptos como dureza, rigidez y masculinidad están asociados con el yang. Ambas características se complementan la una con la otra y juntas forman un todo perfecto. Las cosas que están en perfecto equilibrio y en armonía están en paz; estar en paz conduce a la longevidad. Una persona que está en armonía va a mostrar este equilibrio y completitud con su tranquilidad y paz en su mente y en sus pensamientos.

Los Estilos de Tai Chi

El Estilo Yang

El estilo Yang es el más popular y el practicado en nuestra escuela. Hay varias historias con respecto a su creación, las más antiguas se refieren al monje taoísta Zhang San Feng, hacia el año 1.100. Otra historia menciona al General  Chen Wuang cerca del año 1.750 como creador de este estilo. El general Chen servía en la guardia imperial de la dinastía Ming, durante la invasión manchú. Cuando, los manchúes vencen definitivamente y se instaura la dinastía Ching (año 1644), Chen Wang Tin vuelve a su aldea de Chenjiagou y con sus conocimientos de artes marciales desarrolla un nuevo tipo de boxeo basado en la suavidad y el uso la energía del adversario. Este nuevo estilo fue transmitido solo dentro de la familia Chen hasta mediados del siglo XIX, cuando Chen Changxing se lo enseñó por primera vez a un alumno fuera del núcleo de la familia: Yang Luchan.

Yang Lu-chan (1799-1872) los creó a comienzos del siglo 19. En su juventud, Yang amaba las artes marciales y estudió con muchos maestros famosos. Un dia, entrenó y fue ampliamente derrotado por un descendiente de la aldea Chen, quienes practicaban el estilo Chen de Tai Chi. Yang Lu-chan quedó fascinado por los inusuales movimientos de su oponente: movimientos suaves, espiralados pero poderosos y muy diferentes a los estilos predominantes de artes marciales de la época. Yang estaba tan ávido por aprender el arte que fingió ser un mendigo hambriento y perdió el conocimiento frente a la puerta de la aldea Chen. Fue rescatado y aceptado como sirviente en la casa Chen. Yang se despertaba durante la noche y espiaba por una grieta en la pared mientras otros practicaban. Rápidamente se convirtió en un practicante talentoso. Más tarde, cuando Yang fue descubierto, pudo haber sido ejecutado por su comportamiento. Pero los ancianos de la aldea quedaron tan impresionados con la habilidad de Yang que fue formalmente recibido como estudiante.

Yang finalmente dejó la aldea y viajó por China enseñando el arte. Ganó una gran reputación y fue nombrado «Yang el invencible». Eventualmente desarrolló su propio estilo, que le enseñó a un gran número de personas, incluidas a miembros de la Corte Imperial. El estilo Yang se caracteriza por sus movimientos gentiles, suaves y lentos, que promocionan la salud y son más sencillos de aprender.

Su hijo Yang Chien-Hou (1839 – 1917), al igual que su hermano, recibió un severo entrenamiento en el estilo que desarrollo su padre. Tuvo muchos alumnos porque tenía un carácter más amable y pedagógico. Su Taijiquan se conoce como de Estructura Media. Otras fuentes enuncian que desarrolló y enseñó las tres teorías corporales del Taijiquan: La Pequeña, La Media y la Gran Estructura. Esta última sería la adoptada por su hijo Yang Chen Fu quien logró ser el mayor difusor del Yang Taijiquan. Yang Chien-Hou fue el único que logró batir al gran espadachín Li Kim Lam, motivo por el cual éste le pidió ser su alumno. También se le atribuye la habilidad de sostener en una mano un gorrión y evitar que levante vuelo con sólo relajar la mano evitando el impulso inicial del ave. Al final de su vida, dormía vestido para poder levantarse rápidamente y practicar.

Uno de discípulos más habilidosos, Li Kim Lam (1855-1931): era General de Ejército, en tiempos de la República. Junto con el General Chang Chih Chiang, decidió que los estilos más importantes de las Artes Marciales Chinas eran Shaolin y Wudang, por lo que fueron los únicos estilos enseñados en las escuelas del gobierno por Los Cinco Tigres del Norte. Era famoso por su esgrima. Estudió artes marciales con Sun Lu Tang, pero aprendió Taijiquan del padre Yang Chien Hou. Es especulado que su forma de la espada recta fue la incorporada por la familia Yang. Lamentablemente, su estilo de espada Wudang es muy raro debido a su complejidad.

El Estilo Chen

Por el año 1670, Chen Wangting desarrolló varias rutinas de Tai Chi, incluso la forma de «vieja estructura» (Lao Jia) que se practica hasta el día de hoy. Chen Wangting fue ampliamente influenciado por las escuelas de boxeo, especialmente por la del famoso general del ejército Imperial, Qi Jiguang. Qi Jiguang escribió un importante libro de entrenamiento militar llamado «Boxeo en 32 Formas». Quizá de forma más significativa, Chen Wangting asimiló las antiguas técnicas filosóficas de Daoyin y Tuna en sus rutinas de artes marciales. Estas técnicas, junto al uso de la claridad de consciencia, derivaron en la práctica del Taoismo. Daoyin es la concentración en el trabajo de la fuerza interna, mientras que Tuna es un conjunto de ejercicios de respiración profunda. Los ejercicios de Qigong, tan popularmente conocidos en estos ultimos tiempos, son derivados de Tuna. Chen Wangting también adaptó los conocimientos troncales de la Medicina Tradicional China. Combinando ejercicios de artes marciales, la práctica del Daoyin y Tuna y la Medicina Tradicional China, el Tai Chi se convirtió en un sistema completo de ejercicios en los que la concentración mental, la respiración y los movimientos están conectados de manera estrecha.

El estilo Chen se caracteriza por su énfasis en la fuerza espiralada. Sus movimientos son similares a los de otras artes marciales. Movimientos lentos y suaves intercalados con movimientos fuertes y rápidos. Otras de sus características es ejecutarlo con explosividad y posturas bajas.

El Estilo Wu (también conocido como Hao)

Algunas palabras chinas tienen diferentes significados pero similar sonido; por eso tienen la misma pronunciación de los Pinyin. Fue creado por Wu Yuxiang (1812-1880), y transmitido a Hao Weizheng (1849-1920), quien hizo una contribución significativa en el estilo.

Hao no es un estilo muy conocido. Sus creadores estudiaron los estilos Yang y Chen. Hao se caracteriza por sus movimientos lentos y sueltos, que están estrechamente unidos a la apariencia externa. Hace énfasis sobre todo en la fuerza interna y en la postura correcta. Los movimientos externos y la transferencia de lo substancial y lo insubstancial están controlados por la energía interna. Tiene riqueza en técnicas de mano, suavidad y se enfoca en redireccionar la fuerza que recibe.

El Estilo Sun

El estilo Sun es el más joven de los grandes estilos de Tai Chi. Fue creado por Sun Lu-tang (1861-1932). Sun era un conocido exponente de Xingyiquan y Baguaquan (dos famosos estilos de artes marciales internas) antes de aprender Tai Chi y crear luego su propio estilo, que se caracteriza por sus pasos ágiles. Siempre que un pie se mueve hacia adelante o hacia atrás, el otro lo sigue. Sus movimientos fluyen como un rio, y posee un fuerte ejercicio de Qigong cuando cambia de dirección. El estilo Sun tiene posturas altas. El Qigong presente en el estilo Sun utiliza una gran cantidad de energía interna, y debajo de su superficie aparentemente calma desarrolla un gran poder. Este poder es esencialmente bueno para la salud y la relajación. Sus posturas altas permite que la gente mayor lo aprenda fácilmente. También es compacto y requiere poco espacio para su práctica.